Until the pier dries up

A country that welcomes you with similing costum officers, packed in mini skirts and fishnet stockings, can't be a bad place. Cuba is different from any other place and very little has changed since my first trip to Havana 24 years ago. Now I see giant cruises docked in the harbour, pastel coloured convertibles from... Continue Reading →

Los días soñados

Llévame a la Toscana. Yo que me paso la vida llevando a la gente de un lado a otro, quiero que esta vez  seas tú  quien me lleve. Ven a buscarme a casa en un descapotable, quiero que mi pelo ondee al viento como una bandera. Cogeré mi cesta de mimbre y mi manta de... Continue Reading →

Carta de amor a Nueva York

Hace poco, en una comida con mis compañeras de profesión, escuché que una de las veteranas estaba harta de ir a Nueva York.   ¿Cómo puede uno cansarse de la CIUDAD INFINITA ? ¿Qué es lo que hace a esta cuidad MÍTICA ?  ¿Qué me provoca tanta FASCINACIÓN? Mi primer contacto con Nueva York fueron aquellos... Continue Reading →

Big in Japan 

Mi viaje a Tokio comenzó mucho antes de cerrar las puertas del avión. Los grandes acontecimientos de la vida se gestan, a menudo, antes de lo que pensamos. Se planta una semilla dentro de nosotros en forma de anhelo y va creciendo con los años y los vaivenes del universo, alimentándose de lecturas, de imágenes,... Continue Reading →

Patinando Viena 

Sentada en el diván de mi habitación, muy al estilo Freud, veo la nieve danzar tras la ventana. La nieve en Viena no cae, baila, al son de Strauss, suavemente llevada por el viento, iluminada por los focos de la fachada cual prima ballerina en la noche del estreno. Me cuesta elegir, hay mucho que... Continue Reading →

Tres días en El Cabo

DÍA UNO Me cuesta encontrar la llave dentro del cráneo, lo primero que pienso -la llave no está... ¿ Y AHORA QUÉ HAGO? ¿DÓNDE VOY A DORMIR ? ¡ME HAN ENGAÑADO! Como si fuera un juego de pistas de esos que hacía en el campamento de verano, la llave estaba bien escondida entre los recovecos... Continue Reading →

Mi bella Roma 

San Pedro me recibe como siempre, con los brazos abiertos. Huyo del gentío, de los guías titulados en español, de los tenderetes indios y por el camino menos transitado me pierdo, para encontrarme después sin remisión. Cruzo el río, arcángeles desafiantes a ambos lados con sus alas desplegadas y mirada de piedra me dicen adiós... Continue Reading →

Blog at WordPress.com.

Up ↑